Calles con encanto en París

Uno de los grandes encantos de París es que no solo vive de los grandes monumentos, museos y símbolos como la Torre Eiffel, el Museo del Louvre o el Arco de Triunfo, sino que lo que le da a París un carácter especial es la magia de sus calles y plazas, lugares mágicos que no parecen formar parte de una de las más grandes e importantes capitales europeas..  

  -La Rue Mouffetard

  Situada a pocos metros del Panteón, la Rue Mouffetard es estrecha callecita de un solo sentido (con apenas tráfico, lo que le da un carácter semi peatonal) repleta de pequeños restaurantes y bares, un lugar ideal para cenar y tomar algo, especialmente en los fines de semana. La Rue Mouffetard presenta una variada oferta gastronómica, donde si bien no hay grandes restaurantes de lujo sí que nos encontraremos con una multitud de pequeños restaurantes típicos franceses, con varios japoneses (la mayoría regentados por chinos «disfrazados» de japoneses, con lo cual los fanáticos del buen sushi puede que queden algo desencantados con la calidad), e incluso un par de restaurantes españoles, destacando «el Granero de Triana» y el popular «Casa Pepa», antíguo «Casa Pepe», un auténtico mito que antaño reunía a mitos del flamento como Camarón o Paco de Lucía, además de grandes celebridades tanto españolas como francesas (merece la pena acercarse a la puerta del restaurantes aunque no pensemos cenar allí tan solo para ver las fotos expuestas); lamentablemente el Casa Pepa se ha convertido en un restaurante «tipycal spanish para guiris en la playa», donde se cantan en directo canciones folklóricas españolas (tipo flamenco) pero lejos del «glamour» que tuvo en su día. En cualquier caso es un buen lugar para pasar una noche divertida, de eso no cabe duda. 

  -La Rue Montorgueil

  Como es inevitable en París, al 90% pasaremos por Chatelet-les Halles y sus inmediaciones, así que no está de más darnos un paseíto por una calle con un encanto especial, la Rue Montorgueil, una callecita más propia de un pueblecito que de una gran ciudad donde las tiendas más tradicionales (fruterías, carnicerías, etc..) se mezclan con numerosos restaurantes dispuestos a atender las necesidades de los numerosos turistas que pasean atraídos por la magia de esta pequeña calle. La Rue Montorgueil es sobretodo una pequeña isla en el gran París, un lugar ideal para hacer una pequeña pausa. 

  -La Rue Foubourgs Saint Honoré

  Paraíso para los fanáticos de la moda, el lujo y lo fashion, la Rue Foubourg Saint Honoré es una calle repleta de grandes firmas de ropa, de boutiques de diseñadores a la moda y de las más prestigiosas joyerías y relojerías. ¿quiere soñar con lo que se compraría tras ganar el Euromillón, o simplemente quiere darse un supercapricho? este es el lugar idóneo!!! 

Deja un comentario